jueves, 8 de septiembre de 2011

El escorpion


La clase más común de escorpiones es la de los Escorpiones del Desierto. Ellos se encuentran en el norte de  África y el suroeste de Asia. La mayoría son venenosos para los humanos, catalogándose como uno de los animales más temidos en el renio animal.
Una especie de Escorpión del Desierto es el Leiurus quinquestriatus, que puede ser encontrado en el desierto de Israel. Es conocido como el Escorpión Dorado Israelí o el Escorpión Amarillo por su color amarillo. Esta clase produce el veneno más peligroso. 
El veneno del Escorpión Amarillo produce varios síntomas severos. Entre ellos fiebre, coma, convulsiones, aumento del ritmo cardíaco, alta presión arterial y aumento de la secreción de fluidos dentro de los pulmones y los bronquiolos. Una consecuencia de la picadura de este escorpión puede ser la muerte.
Otro escorpión del desierto que habita en Norte América es el Escorpión Gigante Peludo del Desierto.  Puede crecer hasta seis pulgadas de largo y es de color café con pinzas y patas amarillentas. Su nombre se deriva del vello café que cubre todo su cuerpo. Este escorpión también tiene una cola larga que termina en una glándula venenosa semejante a un bulbo, y un aguijón. Un hecho interesante es que el pelo es usado para detectar las vibraciones del aire y la tierra. A través de las vibraciones, el escorpión puede determinar la ubicación de la presa.
Este escorpión posee veneno, como otras especies de escorpiones.  Sin embargo, algunas personas tienen esta clase de escorpión como mascota, a pesar de ser conocido por su naturaleza agresiva y el uso frecuente de su aguijón. Su picadura es dolorosa, pero su veneno no es peligroso como el de otras especies de escorpiones del desierto. Su picadura tiene poco efecto sobre la mayoría de los seres humanos.
Algo que se debe tener en mente: si usted es picado por escorpiones, no importa que tan peligroso o inofensivo pueda ser, es aconsejable buscar siempre atención médica inmediata o tan pronto como sea posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada